Seguros: Sí, es posible proteger lo que más quieres

Seguros Publicado por: Equipo En Tu Idioma

Consorcio Seguros en general

En un mundo en constante cambio es alentador contar con diversas alternativas para que vivas más seguro.

Y no se trata de ponerle números a lo que más te importa, sino que más bien ser capaz de anteponerte a las complicaciones que surgen en la vida.

Anticiparse a los problemas es clave para conseguir el éxito. Si bien hacerlo con las cosas que más quieres podría parecer más complejo, cuando tomas consciencia de la posibilidad de perder lo que tienes, entonces estás dando un gran paso hacia pensar cómo protegerlo.

¿Has considerado todos los beneficios que podrías obtener si aseguras lo que es tuyo?

Con esto nos referimos a que aproveches la amplia oferta de protección que existe en Chile. Porque tus alternativas son muchas, desde seguros de desgravamen para los créditos hipotecarios, hasta el S.O.A.P. obligatorio que deben portar todos los dueños de vehículos motorizados.

Aquí te explicamos cuáles son tus opciones para proteger eso que tanto te importa.

 

Tu vida y la de tu familia

Los accidentes pasan y qué mejor que prevenir las consecuencias como invalidez o problemas de salud con un seguro que cubra las urgencias de ese momento.

Para eso están los seguros de vida en sus diferentes modalidades, ya sea con y sin ahorro, o aquellos que sólo brindan protección económica frente a la pérdida de una materia asegurada como tu vivienda o tu vehículo.

Asimismo, existen opciones de seguros de vida con cobertura tanto para el caso de fallecimientos como accidentes que provoquen invalidez dos tercios (si sufres la pérdida de al menos dos tercios de tu capacidad de trabajo o debilitamiento de tus fuerzas físicas o intelectuales, causado por un accidente o enfermedad cubierta por la cláusula del seguro); beneficios como el reembolso de gastos médicos, e incluso seguros complementarios que brindan protección especializada en el tratamiento del cáncer, la segunda causa de enfermedad en Chile.

En particular, los seguros de vida con ahorro ofrecen protección y ahorro a la vez. Así, una parte de lo que pagas como prima mensual es destinado a tu protección y/o la de tu familia, y la otra parte se acumula como ahorro. Por lo general, las aseguradoras invierten el monto destinado a ahorro en fondos mutuos.

Incluso está la posibilidad de contratar seguros de vida de protección con devolución, es decir, el asegurado recupera parte de lo pagado en caso que finalice el contrato del seguro en una fecha específica sin haberse utilizado el fondo.

 

Tus bienes y pasatiempos

Más allá de la conveniencia que representa contratar seguros para proteger tus bienes, como por ejemplo, tu auto, hoy la tecnología permite a la industria aseguradora desarrollar opciones cada vez más acotadas a tus necesidades.

Por lo mismo, que las primas de estos seguros tengan relación con el comportamiento de los conductores, pudiendo muchas veces ahorrar dinero en este ítem si eres responsable frente al volante, significa que entonces podrás destinar un nuevo monto a proteger otras cosas de tu interés.

También están los seguros para el hogar, diferentes al seguro de desgravamen que contratas cuando compras tu vivienda y accedes a un crédito hipotecario. En el primer caso se protege la estructura de la vivienda y/o los bienes en su interior, mientras que en la segunda se cubre el saldo insoluto de la deuda adquirida en caso del fallecimiento de la persona. Para el Seguro de Hogar hoy existen opciones que incluyen la reparación de rotura de cristales y cañerías, o la pérdida de ingresos por arriendo (en caso que la arriendes), además de la asistencia en temas tan variados como lo son la electricidad y la cerrajería.

Otra alternativa son los seguros deportivos, los que incluyen cobertura para todo tipo de prácticas, desde el surf, bodyboard y buceo, hasta el esquí, motociclismo y parapente.

 

El mejor amigo de tu familia

Por ahora, en Chile sólo puedes asegurar a tu perro mientras lo trasladas en un automóvil. No obstante, las mascotas tienen cada vez más protagonismo en las familias y sus dueños quieren protegerlos.

Ante esto, el mercado está creando seguros para mascotas, los que no sólo cubren los gastos derivados de alguna responsabilidad civil (o daños a terceros en caso de ataques), sino que también los reembolsos de gastos por enfermedad, y asistencias como la atención legal telefónica, residencia durante las vacaciones, vacunación y desparasitación, entre otros beneficios.

 

Conclusión

¿Es posible proteger lo que más quieres? Sí. Y cada vez más lo será.

Recuerda que los seguros son productos de protección con beneficios asociados que te ayudan a vivir cubierto ante problemas que te puedan afectar a ti y a tu familia.

 

Conocer más acerca de Seguros

Compartir en

Suscríbete a nuestro blog