Todo lo que debes saber sobre cómo pensionarte

Introducción

La esperanza de vida en Chile supera los 80 años para hombre y 85 años para mujeres, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud.

 

El envejecimiento del país, y el efecto social que eso conlleva, es una realidad que hace todavía más pertinente que te hagas la pregunta sobre qué opciones tienes como adulto mayor para disfrutar plenamente su vida una vez que dejas de trabajar.

 

Una de las alternativas que debes evaluar son las modalidades de pensión disponibles hoy en el mercado. Esta guía te explica cuáles son, los pasos para iniciar los trámites de tu jubilación, y cómo analizar y elegir aquella que mejor se acomoda a tus necesidades y expectativas. Asimismo, explica por qué el ahorro anticipado es beneficioso para asegurar tu calidad de vida durante la pensión.

¿Cómo me jubilo en Chile?

¿Cómo me jubilo?

Tomar la decisión de cómo jubilar es un importante paso en tu vida financiera. Por eso debes hacerlo de manera tranquila e informada.

 

Maneja bien los factores cruciales para que elijas la modalidad de pensión que más te acomoda, existen cuatro modalidades en el sistema de pensiones chileno:

  • Renta Vitalicia
  • Retiro Programado
  • Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida
  • Renta Vitalicia Inmediata con Retiro Programado

Para elegir la modalidad de pensión que mejor se adecúe a tu realidad, debes estudiar tus alternativas con cuidado y junto con ello evaluar cuál es tu situación financiera y familiar al momento de pensionarte.

 

¿Cuándo puedo elegir mi modalidad de pensión?

Iniciado tu trámite de pensión, recibirás un certificado de saldo que te permitirá ingresar al Sistema de Consultas de Ofertas de Montos de Pensión, SCOMP, las distintas modalidades de pensión que quieres consultar. Las AFPs y Compañías de Seguros ofertarán montos de pensión para cada una de esas modalidades, debiendo seleccionar una de ellas. Para saber más sobre el sistema SCOMP haz click aquí.

 

Para facilitar tu decisión, hicimos un cuadro comparativo de todas las características de las 4 opciones de pensión disponibles en el mercado chileno:

Características

Renta vitalicia inmediata

Renta temporal con Renta Vitalicia Diferida

Renta Vitalicia Inmediata con Retiro Programado

Retiro programado

¿Quién administra los fondos de pensión?

Compañía de seguros

AFP + Compañía de seguros

El afiliado entrega sólo una parte de los ahorros acumulados a la Compañía desde una fecha en particular.

AFP + Compañía de seguros

El afiliado divide su Cuenta de Capitalización Individual entre una Renta Vitalicia Inmediata y un Retiro Programado

AFP

¿Cuál es el monto de pensión recibido?

Renta Fija Mensual desde el momento en que se suscribe el contrato. Conoce aquí cómo se calcula el monto de la renta vitalicia.

La Compañía de Seguros entrega una renta fija mensual desde una fecha futura acordada. Y durante el período anterior a esa fecha, la AFP paga una pensión bajo modalidad de Renta Temporal.

La Compañía de Seguros entrega una renta fija mensual y la AFP un monto que es recalculado anualmente

Monto se recalcula anualmente y disminuye en el tiempo. Es determinado por la rentabilidad de la AFP y la expectativa de vida del afiliado y/o beneficiario.

¿Qué características tienes la pensión?

Es fija y se entrega de forma vitalicia

Una parte se entrega de forma vitalicia y en montos fijos. Lo que es administrado por la AFP dependerá de la edad del afiliado y podrá disminuir en el tiempo.

Es variable y depende de la edad del afiliado, se puede agotar el fondo

¿Quién es dueño de los fondos?

La Compañía de Seguros

Traspasas a la Compañía de Seguros la prima única convenida en el contrato y en la AFP queda el saldo necesario para pagar el período temporal, el cual puede variar en el tiempo.

.

Tú decides qué parte de los fondos pasa a la Compañía de Seguros. Conservarás la propiedad del resto.
.

El afiliado(a)

¿Permite cambiar de modalidad?

No. Es irrevocable por lo que no puedes cambiar ni de Compañía de Seguros ni de modalidad.

Sólo puedes adelantar la Renta Vitalicia.

Sólo el monto bajo Retiro Programado.

Sí. Porque como afiliado los fondos siguen siendo de tu propiedad.

Principal ventaja

No corres el riesgo de que se agote tu cuenta individual y la Compañía de Seguros corre con la responsabilidad de los riesgos de alzas o bajas en los mercados financieros (rentabilidad) así como de longevidad (tu expectativa de vida aumenta), no tú.

Durante la etapa de la renta temporal, recibes hasta el doble de lo que recibirás en la etapa de renta vitalicia diferida.

Por ende, cuentas con mayores ingresos en la primera etapa de la jubilación. En tanto, el  monto de la renta vitalicia lo puedes adelantar.

Accedes a las ventajas de cada modalidad.

El dinero permanece en la AFP y sigue invertido en el sistema de Multifondos. Los pensionados pueden escoger entre los fondos C, D, o E (moderados y conservadores).

¿Quién cubre el riesgo de longevidad y de las variaciones del mercado?

Compañía de seguros (o el Estado a través del Pilar Solidario si eres elegible).

Pensionado y Compañía de Seguros (o el Estado a través del Pilar Solidario si eres elegible).

Pensionado (o el Estado a través del Pilar Solidario si eres elegible).

¿Hay garantía estatal de los depósitos?

Sí. Además, hay garantía estatal en caso de quiebra de la compañía de seguros.

Sí.

¿Hay pensión de sobrevivencia?

Sí. La Superintendencia de Pensiones explica que el pensionado con Renta Vitalicia (inmediata, diferida o 50/50) puede solicitar Condiciones Especiales de Cobertura:


a) Período garantizado: si falleces antes del término del periodo garantizado de pago de pensión, la Compañía de Seguros de Vida garantiza el pago de 100% de la pensión contratada a tus beneficiarios legales, por el tiempo remanente.

Cuando termina ese periodo, el pago de las pensiones de sobrevivencia se realiza en los porcentajes que establece la ley.

Si no tienes beneficiarios legales, el pago de las rentas mensuales garantizadas es a tus beneficiarios designados o, si no los hay, tus herederos.

B) Cláusula de incremento de porcentaje: si fallece el afiliado, la Compañía de Seguros de Vida paga al cónyuge y demás beneficiarios el monto de la renta vitalicia contratada, pero en un porcentaje superior al que establece la ley para los beneficiarios de pensión de sobrevivencia. Esta opción sólo puedes pedirla si tienes cónyuge ante la ley (matrimonio civil y AUC).

¿Quieres saber si tú, tu pareja o tus hijos cumplen con los requisitos para ser beneficiarios de una pensión de sobrevivencia? Haz click aquí.

¿Hay herencia?

No. Si no asignas beneficiarios con derecho a pensión, los fondos no pasan a ser herencia.

Sólo monto Retiro Programado

Sólo monto Retiro Programado

Sí. En caso de que fallezcas y no dejes designados beneficiarios de pensión de sobrevivencia, los montos de tu pensión se transforman en herencia y benefician a tus herederos directos: cónyuge, padre, madre, hijos e hijas, de acuerdo a la legislación de herencias.

¿Quién supervisa las entrega de las pensiones?

Superintendencia de Pensiones y Comisión para el Mercado Financiero (ex Superintendencia de Valores y Seguros).

Superintendencia de Pensiones

Conclusión

No hay una fórmula perfecta para pensionarse. Cada modalidad de pensión disponible en Chile tiene sus particularidades.

Varios factores determinan si estas características son o no convenientes para ti. El más importante de todos es que consideres tus ahorros previsionales y del patrimonio de tu familia. Por eso te recomendamos sacar bien las cuentas de montos y plazos necesarios para que tomes una buena decisión.

 

El paso a paso a seguir cuando decidas jubilar

El paso a paso a seguir cuando decidas jubilar

Para pensionarte de la forma correcta y disfrutar del esfuerzo de toda tu vida es necesario que sepas bien cómo se jubila en Chile.

 

En este sentido, es crucial que conozcas el proceso de la pensión para sortear las etapas y trámites que aparecen desde el momento en que tomas la decisión de jubilar hasta que recibes el dinero en cuotas mensuales. Te explicamos paso a paso de qué se trata.

 

¿Cómo jubilarme?

 Primero que todo, te recordamos que existen cuatro instancias para jubilar en Chile. En la página web de laSuperintendencia de Pensiones (SP) encontrarás más información sobre:

 

Pensión Normal o por Vejez Legal

Es el beneficio al que tienes derecho como afiliado de una AFP y una vez que cumples la edad legal de jubilación. Actualmente, en Chile las mujeres jubilan por ley a los 60 años y los hombres a los 65 años. Conoce más sobre la pensión por vejez legal aquí.

 

Pensión por Vejez Anticipada

Tienes derecho como afiliado a una AFP a optar por una pensión aunque no tengas la edad legal para jubilar, sólo si cumples con los siguientes requisitos establecidos por la ley: Tu pensión debe ser igual o superior al 70% del promedio de tus remuneraciones en los últimos 10 años; además de ser igual o superior al 80% de la Pensión Máxima con Aportes solidario (PMAS), vigente a la fecha de tu solicitud de pensión. Conoce más sobre la pensión por vejez anticipada aquí.

 

Pensión por Invalidez

Es el beneficio previsional que tienes como afiliado de una AFP, sin cumplir la edad legal de jubilación y como consecuencia de una enfermedad o debilitamiento físico o intelectual. Esto debe ser debidamente certificado por una comisión médica, pudiendo ser total o parcial. Conoce más sobre la pensión de invalidez aquí.

 

Pensión de Sobrevivencia

Es el beneficio previsional al que tienen derecho tus beneficiarios legales en caso de que fallezcas. Estos son: cónyuge o conviviente civil, madre o padre de filiación no matrimonial, y tus hijos. Conoce más sobre la pensión de sobrevivencia aquí.

 

Cualquiera sea tu opción de jubilación, debes seguir un conjunto de pasos generales para todos. En este video te explicamos el proceso en detalle y también considera la siguiente información.

 

 

 

¿Qué debo hacer para pensionarme?

 

Paso 1: Acudir a tu AFP e iniciar el trámite de pensión

Entregas tu Certificado de Nacimiento y la AFP donde está depositada tu pensión emite un Certificado de Saldo dentro de los 10 días hábiles a partir de la fecha de solicitud.  Este certificado es fundamental para que comiences tu proceso de jubilación, porque indica cuál es el saldo efectivo en tu cuenta de capitalización individual, es decir, lo que ahorraste en la AFP.

 

De acuerdo con la Superintendencia de Pensiones, este documento incluye los siguientes ítems.

  • Capital Acumulado
  • Cotizaciones Morosas Entregadas por las AFP
  • Bono de Reconocimiento o Complemento de Bono (Si a la fecha de cierre de este certificado los bonos no están pagados, se informa el último valor actualizado por IPC.)
  • Aporte Adicional (APV o Cuenta 2)
  • Saldo Retenido o a Retener (corresponde si hay invalidez parcial)
  • Transferencia desde la cuenta de ahorro voluntario
  • Información de los beneficiarios legales

 

Puedes hacer esta solicitud de las siguientes formas:

  1. A través de una Compañía de Seguros
  2. A través de tu AFP
  3. A través de un asesor previsional

 

Para el caso de la Compañía de Seguros y el Asesor Previsional, el afiliado deberá entregar una autorización notarial para dicho trámite

 

Paso 2: Hacer una solicitud de Ofertas

Con tu Certificado de Saldo en la mano ingresas una “Solicitud de Ofertas” a un sistema que reúne todas las ofertas disponibles de las compañías de seguros y AFP para pensionarte.

 

Se llama Sistema de Consultas y Ofertas de Monto de Pensión (SCOMP) y puedes acceder a éste mediante una Compañía de Seguros, tu AFP o un asesor previsional. El SCOMP es un sistema electrónico que entrega información completa y comparable sobre las ofertas de las principales modalidades de pensión que hay en Chile: Retiro Programado y Rentas Vitalicias, y sus derivados.

 

Como explica la Comisión para el Mercado Financiero, puedes ingresar hasta 3 consultas al SCOMP por cada Certificado de Saldo vigente. Ahora bien, si se trata de tu primera consulta, el SCOMP por defecto solicitará la modalidad de Retiro Programado y Renta Vitalicia Inmediata Simple (sin condiciones especiales de cobertura).

 

Paso 3: Recibir tu Certificado de Ofertas

Al ingresar tu Solicitud de Ofertas, recibes un “Certificado de Ofertas” dentro de los 8 días hábiles desde que haces la petición. El documento queda vigente por 12 días hábiles desde la fecha que lo recibes. En este informe aparecen todas las alternativas y ofertas de Rentas Vitalicias y Retiro Programado de las Compañías de Seguro y AFP.

 

Con este certificado, te acercas a la Compañía de Seguros o AFP que ofrece la alternativa o modalidad que más te parece y le solicitas más información.

 

En esta etapa, por lo general puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Seleccionar una de las ofertas y pensionarte.
  2. Desistir del trámite de pensión. Puedes hacerlo en caso de vejez legal o vejez anticipada.
  3. Pedir a las Compañías de Seguros ofertas externas superiores a las internas que aparecen en el informe del SCOMP.
  4. Solicitar un remate de pensión de rentas vitalicias.
  5. Hacer una nueva consulta al sistema (se permiten hasta 3 por Certificado de Saldo).

 

Paso 4: Elegir la modalidad de pensión más conveniente

Una vez que te informas sobre las alternativas que aparecen en el Certificado de Ofertas y seleccionas la modalidad de pensión que más se adecúa a tus necesidades, entonces das inicio a los trámites.

 

Para ello, el formulario debe ser firmado por:

- Si tu pensión es por vejez anticipada, vejez legal o invalidez, solamente tú completas este formulario.

- Si se trata de una pensión de sobrevivencia, deben firmarlo todos los beneficiarios además de ti.

 

Una vez que seleccionas tu modalidad de pensión, tu AFP realiza las gestiones para acceder a tu fondo de pensión a través del Retiro Programado o traspasar estos dineros a la Compañía de Seguros donde elegiste tener una Renta Vitalicia.

 

Puedes recibir tu renta de pensión de dos formas:

1. Inmediata

Desde el momento en que eliges el Retiro Programado en una AFP o se traspasan los fondos a la Compañía de Seguros que gestionará tu Renta Vitalicia Inmediata, Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida o Renta Vitalicia con Renta Temporal.

2. Diferida

Aplica cuando eliges la opción Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida. Comienzas a recibir la mensualidad después de que transcurre el período de tiempo bajo Renta Temporal. Conoce más sobre esta modalidad de pensión aquí.

 

Conclusión

Son varios los pasos y trámites que debes seguir cuando tomas la decisión de jubilar.

Además de conocerlos en detalle, te recomendamos facilitar el proceso teniendo tus documentos personales al día y hacer las preguntas necesarias para salir de dudas. 

Cómo evaluar la mejor modalidad de pensión para ti

como evaluar la mejor alternativa de pension

¿Piensas jubilar? Son varios los factores que debes analizar para escoger la mejor modalidad de pensión para ti y tu familia.

 

Es probable que algunos de estos factores ya los conozcas, pero otros quizás no. La importancia de cada factor depende del tipo de jubilación que quieras tener. Aquí te explicamos cada uno de ellos.

 

Primero, recordemos que en Chile existen cuatro opciones o modalidades de pensión:

  • Retiro programado (AFP).
  • Renta vitalicia inmediata (Compañía de Seguros)
  • Renta temporal con renta vitalicia diferida (Compañía de Seguros/AFP)
  • Renta vitalicia inmediata con retiro programado (Compañía de Seguros/AFP)

 

Estos son los 3 factores básicos que hacen la diferencia cuando eliges tu opción

 

1. El dinero que ahorraste en la AFP o sistema antiguo, y tus ahorros voluntarios adicionales

Esto contribuye al monto total que debe ser distribuido en 30 años o más después de tu jubilación (dependiendo de tu expectativa de vida).

 

2. Si sigues o no trabajando una vez que te pensiones

Tener ingresos adicionales afectará tu capacidad de reacción ante gastos extra o imprevistos.

 

3. Esperanza de vida

Cada año la Superintendencia de Pensiones ajusta las tablas de mortalidad, una lista sobre las expectativas de vida promedio de los chilenos. Estas cifras determinan la cantidad de años en que se distribuye el total de la pensión. Por ende, si aumenta la expectativa de vida en Chile, y si el dinero que ahorraste es bajo, el monto de tu pensión se distribuye en un período de tiempo más largo de forma más reducida.

 

Otras 4 variables adicionales para elegir tu modalidad de pensión

Ahora bien, además de los tres factores que mencionamos anteriormente, como futuro jubilado debes considerar estos otros elementos que influyen de diferente manera según la modalidad que elijas.

A continuación te explicamos estas importantes 4 variables :

 

1. Tasa de interés

Este indicador se utiliza en el cálculo del monto mensual de las cuatro modalidades de pensión. La etapa de tasas de interés en que está el país y la economía mundial influye en cuán alto o bajo será este monto. Si las tasas de interés referenciales suben o bajan, este vaivén también influye en las tasas de interés que ocupan las AFPs y las Aseguradoras.

 

La Superintendencia de Pensiones está a cargo de fijar la tasa de interés usada para el retiro programado y las rentas temporales. Desde julio de 2018 que está en 2,91%. No obstante, esta cifra puede sufrir cambios, de acuerdo a la ley.

 

La tasa de interés para calcular el monto de la Renta Vitalicia también la define la Superintendencia de Pensiones. Hasta octubre de 2018, la tasa de interés promedio que utilizan las Compañías de Seguro para definir la renta mensual de una pensión por vejez legal está en 2,80%, su máximo nivel desde 2013. Sin embargo, la tasa dependerá de cada institución.

 

Recuerda que a diferencia del retiro programado, el monto de la renta vitalicia es fijo para toda la pensión. Por ende, la tasa de interés que rige al momento de jubilar es usada sólo una vez pero influye de por vida.

 

2. Dependencia de la pensión

El consenso en la industria previsional chilena es que si la persona que jubila depende sólo de su pensión y no tiene otro ingreso extra posterior, entonces la renta vitalicia es su mejor opción porque el monto es fijo, seguro en el tiempo.

 

Además, si excedes tu expectativa de vida, bajo la renta vitalicia la aseguradora es la que asume el riesgo de la extensión de tu pensión, no tú. Dado que el monto es estable e inamovible en el tiempo, no corres el riesgo de quedarte sin pensión hacia los últimos años de vida. Este último punto es importante, considerando que los adultos mayores en Chile viven cada vez más, de acuerdo a un estudio del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica de Chile y la Asociación AFP Chile (AAFP).

 

Ahora bien, si al jubilar no dependes exclusivamente de tu pensión para vivir, el retiro programado es tu mejor alternativa. Bajo esta modalidad, como pensionado tienes flexibilidad para manejar tus dineros, y mayor tolerancia ante el riesgo de variaciones en las condiciones de mercado que influyen en el cálculo del monto mensual. Además, puedes cambiar de modalidad en cualquier momento.

 

3. Estado de salud

Este punto concierne la calidad de vida de tu futura pensión y es de suma relevancia para tu elección. En especial, cuando las proyecciones del estudio de la Universidad Católica y la Asociación de AFP apuntan a que en las próximas décadas el envejecimiento en Chile será cada vez más activo y saludable.

 

Otra recomendación generalizada en el mercado es que si tienes una condición de salud precaria, o altas posibilidades de sufrir una enfermedad durante tu pensión, el retiro programado es tu mejor alternativa. Esto, porque los montos iniciales son más altos, por ende podrías financiar con mayor facilidad un tratamiento.

 

En tanto, si tu estado físico al jubilar es bueno y mantienes una vida sana, sin contratiempos previsibles en materia de salud, la modalidad de renta vitalicia y sus variables con retiro temporal y con retiro programado son más convenientes porque te aseguran una renta fija en UF para toda tu vida.

 

4. Pensión de sobrevivencia

Tener o no beneficiarios legales también tiene un importante peso en tu decisión sobre cómo elegir la mejor modalidad de pensión para ti. En el caso del retiro programado si falleces antes de completar tu pensión, la AFP gestiona la entrega del saldo que queda a tus beneficiarios desde tu cuenta individual.

 

En cuanto a la renta vitalicia, como pensionado (inmediato, diferido o con retiro programado) puedes solicitar Condiciones Especiales de Cobertura de las siguientes maneras:

 

A. Período garantizado

La Compañía de Seguros de Vida garantiza el pago de 100% de la pensión contratada a tus beneficiarios legales, por el tiempo remanente. Cuando termina ese periodo, el pago de las pensiones de sobrevivencia se realiza en los porcentajes que establece la ley.  Si no tienes beneficiarios legales, el pago de las rentas mensuales garantizadas es a tus beneficiarios designados o, si no los hay, tus herederos.

 

B. Cláusula de incremento de porcentaje

La Compañía de Seguros de Vida paga al cónyuge y demás beneficiarios el monto de la renta vitalicia contratada, pero en un porcentaje superior al que establece la ley para los beneficiarios de pensión de sobrevivencia. Esta opción sólo puedes pedirla si tienes cónyuge ante la ley (matrimonio civil y AUC). Si no asignas beneficiarios directos, tu dinero puede ser herencia si tienes retiro programado, pero no en el caso de la renta vitalicia.

 

Conclusión

Ninguna alternativa de pensión es mejor o peor que la otra. Su conveniencia depende de múltiples factores. Es importante que manejes estas variables con anticipación al momento cuando debes elegir entre las cuatro opciones disponibles en Chile.

Las 10 preguntas más comunes sobre la Renta Vitalicia Inmediata

Las 10 preguntas más comunes sobre la Renta Vitalicia Inmediata-1

Con información de la Superintendencia de Pensiones, compilamos las preguntas más frecuentes que futuros jubilados tienen sobre la modalidad de Renta Vitalicia Inmediata. Toma nota para que tomes la mejor decisión para tu pensión.

 

Entendemos que tienes muchas preguntas antes de pensionarte. Conoce las respuestas y toma la mejor decisión posible.

 

Estas son las preguntas más comunes que las personas hacen sobre la Renta Vitalicia Inmediata. Para saber más sobre esta modalidad de pensión, haz click aquí.

 

1. ¿Cómo puedo optar por una Renta Vitalicia inmediata?

Debes cumplir con los siguientes requisitos generales para optar por esta modalidad de pensión:

  • Tener nacionalidad o residencia chilena
  • Ser afiliado al sistema de pensiones chileno
  • Contar con fondos suficientes para obtener una pensión igual o mayor que la que corresponde a la Pensión Básica Solidaria vigente a la fecha cuando selecciones esta modalidad.

 

2. ¿Quiénes pueden recibir la pensión por Renta Vitalicia?

  • Afiliados que se pensionen por vejez, es decir, 60 años mujeres y 65 hombres
  • Afiliados que se pensionen por vejez anticipada
  • Afiliados declarados inválidos según a un dictamen de invalidez (Artículo 4º del D.L. 3.500, de 1980)
  • Beneficiarios de pensión de sobrevivencia causada por un afiliado activo
  • Beneficiarios de pensión de sobrevivencia causada por un afiliado afecto a pensiones de invalidez transitorias

 

3. ¿Cuándo comienza a funcionar la Renta Vitalicia?

El contrato entra en vigencia a contar del primer día del mes cuando se traspasa la prima única desde tu AFP a la Compañía de Seguros.

 

4. ¿Qué es la prima única?

Si la Renta Vitalicia Inmediata es tu opción, tu AFP transfiere como prima única el total del saldo de tu cuenta individual a la Compañía de Seguros escogida. Por eso es muy importante que exista un Certificado de Saldo para cuando se realice esta transferencia. El valor de la UF del día hábil del traspaso será considerado para calcular el monto.

 

5. ¿Cómo se traspasa la prima única?

Puede ser mediante un cheque nominativo, vale vista, o transferencia electrónica a favor de la Compañía de Seguros. Tanto la AFP como la Aseguradora guardan un comprobante de envío y recepción de la pensión.

 

6. ¿Cuándo se comienza a pagar la Renta Vitalicia?

La pensión es entregada a más tardar 30 días después de que comienza la vigencia del contrato. El descuento es a partir del primer día del mes en que el contrato entró en vigencia, desde el día del mes cuando la AFP realizó el pago de la prima única.

 

Si el jubilado fallece antes de acabar su pensión, se activa la pensión de sobrevivencia para los beneficiarios. Estas se pagan a más tardar a los 30 días siguientes desde que los beneficiarios acrediten su derecho a recibir el dinero y se devengan a contar del día de su fallecimiento.

 

7. ¿En qué moneda se paga la pensión mediante Renta Vitalicia?

En pesos chilenos. No obstante, tanto la prima única como el monto mensual de la pensión se expresan en Unidades de Fomento (UF).

 

8. ¿Qué valor de la UF se ocupa para calcular el monto de la Renta Vitalicia?

La UF que esté vigente al momento del pago efectivo de las mismas.

 

9. ¿Qué pasa si fallezco antes de que transfieran mi dinero desde la AFP a la Aseguradora?

En este caso, como sucede con todas las modalidades de pensión, los fondos permanecerán en la cuenta individual en la AFP hasta que los beneficiarios legales puedan tomar posesión de estos. Si la Administradora toma conocimiento del fallecimiento en forma posterior al traspaso, debe solicitar a la Aseguradora la devolución de la prima única.

 

10. ¿Qué pasa si me arrepiento de tomar la Renta Vitalicia?

Una vez que se contrata la Renta Vitalicia, es decir, aceptas una oferta que aparece en el listado de alternativas en el SCOMP y dentro de los 35 días siguientes después de que termina la vigencia del certificado de saldo de tu pensión, el contrato no puede ser cancelado anticipadamente por ninguna de las partes involucradas. Es decir, sólo terminará con el fallecimiento del afiliado o del último beneficiario que tuviese derecho a pensión de sobrevivencia.

 

Conclusión

Estas son sólo algunas de las preguntas que hacen los futuros pensionados cuando evalúan elegir la Renta Vitalicia Inmediata. No te quedes con la duda. Es importante que antes de elegir consultes a tu Compañía de Seguros todo sobre la modalidad de pensión que sea de tu preferencia.

 

¿Por qué me conviene escoger la Renta Vitalicia como modalidad de pensión?

Cómo evaluar la mejor modalidad de pensión para ti

Después de trabajar mucho durante tu vida, mereces descansar y vivir tranquilo durante tu jubilación. Precisamente, la modalidad de pensión de Renta Vitalicia que ofrecen las Compañías de Seguros es ideal para lograr y mantener esa estabilidad durante tus años como pensionado. Conoce más por qué conviene escogerla y los beneficios a largo plazo que obtienes al hacerlo. 

 

¿Por qué la Renta Vitalicia es tan conveniente?

Esta modalidad puede resultar ser adecuada para futuros pensionados que quieren estabilidad y seguridad, así como para quienes tienen una alta expectativa de vida. Esto se debe a dos razones:

 

  1. Gracias a que la renta mensual es fija, está expresada en UF y es de por vida, no corres el riesgo de que se agote tu cuenta individual en ningún momento.
  2. La Compañía de Seguros corre con la responsabilidad de los riesgos de volatilidad, es decir, las fluctuaciones económicas que podrían afectar el valor de tu dinero, así como de longevidad, si tu expectativa de vida aumenta.

 

A continuación, te explicamos más en detalle estas grandes razones que hacen de la Renta Vitalicia una buena alternativa.

 

¿Qué beneficios obtengo al contratar una Renta Vitalicia?

  • El dinero es expresado en UF, por ende no pierde valor en el tiempo.
  • Mantienes los pagos de salud a tu isapre o Fonasa, así como los beneficios de asignación familiar que otorga la ley.
  • Al fallecer, tu familia recibe una Cuota Mortuoria equivalente a 15 UF.
  • Tus beneficiarios legales tienen pensión de sobrevivencia en caso de que fallezcas, según estipula la ley.
  • Si bien tus fondos no son herencia bajo la Renta Vitalicia, puedes contratar cláusulas con períodos garantizados de pago para asegurar que tus beneficiarios reciban tu pensión después de que fallezcas.

 

Infórmate más en la Superintendencia de Pensiones sobre estos períodos garantizados de pago para beneficiarios de asegurados por Renta Vitalicia.

 

¿En qué me tengo que fijar para elegir la mejor opción de Renta Vitalicia?

Te recordamos que puede puedes optar por tres opciones de Renta Vitalicia al momento de contratación: Inmediata, Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida, y Renta Vitalicia con Retiro Programado.

 

A continuación te entregamos algunas recomendaciones para elegir una Renta Vitalicia que hace la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) para que no tengas inconveniente en tu proceso asesoría:

 

  • Busca las Compañías de Seguros con la más alta clasificación en el certificado de ofertas que entrega el Sistema de Consultas y Ofertas de Montos de Pensión (SCOMP), cuyo uso es obligatorio tanto para los afiliados como para los beneficiarios de estos al momento de optar por una modalidad de pensión.
  • Comprueba que tu agente de venta de Renta Vitalicia o asesor previsional, si corresponde, esté inscrito en los registros de la CMF.
  • Asegúrate de entender cada una de las ofertas internas que arroja el certificado de ofertas del SCOMP y que se ajusten al requerimiento que hiciste al hacer la consulta.
  • Exige que las ofertas externas de las Compañías de Seguros superen la propuesta inicial que aparece en el certificado del SCOMP.
  • Evita influencias o presiones al momento de elegir una modalidad de pensión. El contrato de Renta Vitalicia es irrevocable, por ende debes tomar la decisión con 100% de seguridad.
  • Asegúrate de escoger una compañía que posea una amplia y sólida red de atención al cliente, tanto a nivel digital como en sucursales físicas a lo largo del país.
  • Procura que la Aseguradora ofrezca alternativas de pago presenciales y electrónicas.

 

Conclusión

La Renta Vitalicia es una modalidad de pensión conveniente e ideal para futuros pensionados que buscan que su renta mensual se mantenga estable en el tiempo.

 

Específicamente, sus principales ventajas son una renta mensual fija, expresada en UF y de por vida, y el traspaso a la Compañía de Seguros de la responsabilidad ante riesgos económicos y aumento de expectativa de vida.

 

Te recomendamos informarte bien sobre los beneficios que ofrece la Renta Vitalicia frente a las otras modalidades de pensión disponibles en Chile para que tomes una decisión acertada.

Pensión de Vejez Anticipada: requisitos para adelantar tu jubilación

Pensión de Vejez Anticipada requisitos para adelantar tu jubilación

 

¿Piensas adelantar tu jubilación? En Chile, esto es posible gracias a la pensión de vejez anticipada.

Es cierto, suena muy atractivo disfrutar de la pensión antes de tiempo. No obstante, debes cumplir un conjunto de requisitos y contar con ahorros más que suficientes para que esta opción sea la adecuada.

Te explicamos en detalle de qué se trata este tipo de pensión para que tomes la decisión correcta.

 

¿Qué es la pensión de vejez anticipada?

Es un beneficio previsional al que accedes como afiliado a una AFP si no cumples la edad legal para jubilar; 60 años para las mujeres y 65 años en el caso de los hombres.

 

¿Cómo califico para tener pensión anticipada?

Según explica la Superintendencia de Pensiones, debes cumplir con las siguientes características establecidas por la ley: 

  • Tu pensión debe igualar o superar el 70% del promedio de tu sueldo imponible en los últimos 10 años.
  • Tu pensión debe igualar o superar el 80% de la Pensión Máxima con Aportes Solidarios (PMAS), que está en $317.085 a partir del 1 de julio de 2018, según la tabla del IPS.
  • Si eres del antiguo régimen previsional, contar con 10 o más años de afiliación en el sistema de AFP actual o tener un período de afiliación tal que, sumado al tiempo cotizado en el Instituto de Previsión Social (IPS), no sea inferior a 10 años.

 

¿Cómo hago una solicitud para anticipar la pensión?

Solo debes acudir a tu AFP y haces una solicitud de pensión de vejez anticipada. La AFP es la responsable de determinar si el saldo de la cuenta de capitalización individual es suficiente para financiar una pensión que cumpla con los requisitos legales que te mencionamos anteriormente. Para ello utilizará un conjunto de supuestos que puedes conocer aquí. Si la AFP determina que la solicitud es válida, entonces comienza el proceso formal de solicitud de pensión. Conoce más sobre el paso a paso detallado aquí.

 

¿Cómo se financia la pensión anticipada?

Con el saldo efectivo del dinero acumulado en tu cuenta de capitalización individual, la cual reúne:

    • Las cotizaciones en la AFP
    • La rentabilidad obtenida
    • El Bono de Reconocimiento, si corresponde.
    • El ahorro previsional voluntario que el afiliado haya realizado en APV, Cuenta 2 o cualquier otro mecanismo de ahorro (Seguro de Vida con Ahorro, depósitos a plazo, etcétera).
    • Depósitos convenidos con el empleador, si es que los hay.

 

¿Cuáles son los requisitos para adelantar mi jubilación si cotizo en la AFP por trabajos pesados?

Según explica la Superintendencia de Pensiones, en este caso los requisitos son:

  1. Realizar un trabajo calificado como pesado por la Comisión Ergonómica Nacional.
  2. Haber cotizado adicionalmente en la AFP un 2% ó 1% de tu renta imponible, según el desgaste relativo producido por trabajos pesados.
  3. Tener al menos 20 años de cotización en cualquier sistema previsional.

 

En cuanto a los empleados afiliados al antiguo régimen previsional (IPS) deben:

  1. Realizar un trabajo calificado como pesado en el INP hasta 1995 y por la Comisión Ergonómica Nacional con posterioridad a ese año.
  2. Tener 23 años de cotizaciones en cualquier régimen previsional.

 

Ciertamente, este tipo de pensión fue creada en parte para darle una alternativa a los trabajadores que realizan trabajos pesados en Chile. Infórmate en más detalle cómo puedes solicitar la vejez anticipada si realizas trabajos pesados aquí.

 

¿Cuándo conviene la pensión por vejez anticipada?

Es importante que entiendas que esta opción reduce el monto de tu pensión, porque dejas de cotizar en tu fondo en la AFP y obtener la rentabilidad de los años que todavía faltan para que jubiles legalmente. Además, extiendes el período de tiempo en el cual vives con la pensión; el impacto es mayor si no trabajas o tienes ingresos adicionales después de jubilar.

 

Por ende, es importante que sopeses cuánto dejarías de obtener por los años que adelantes tu jubilación. Según estimaciones de la Asociación de AFP, por cada año que una persona sigue activa en el mundo laboral cotizando en su fondo previsional, la pensión aumenta cerca de 8% anual, y 10% anual en el caso de los hombres.

 

Asimismo, esta alternativa es recomendable sólo a personas que tengan un monto de ahorro alto, entre obligatorios y voluntarios, que cumplan a cabalidad con los requisitos del 70% y 80% explicados al inicio de este blog; que tengan múltiples ingresos y que no estén con deudas que puedan carcomer su pensión.

 

Conclusión

La vejez anticipada es uno de los cuatro tipos de pensión que existen en Chile. Es importante que la estudies en detalle. Factores tanto económicos como emocionales pueden influir en tu decisión, por ende es importante que tengas clara tu situación financiera, personal y familiar cuando evalúes esta alternativa.

Pensión de Invalidez: lo que necesitas saber para acceder a este beneficio

Depositphotos_92727654_m-2015 (1)

En Chile, si eres un afiliado a una AFP que sufre una condición de salud o mental que afecta tu posibilidad de trabajar, ya sea por una enfermedad o accidente, tienes la opción de jubilar de forma anticipada.

Se trata de la Pensión de Invalidez, que tiene un conjunto de requisitos y trámites que debes cumplir si quieres acceder a sus beneficios. Te explicamos el detalle a continuación.

 

¿Qué es la invalidez?

En el sistema de pensiones chileno, la invalidez se entiende como la condición de salud física y mental de una persona que le impide o afecta de alguna manera su fuerza o capacidad para trabajar.

 

¿Qué es la Pensión de Invalidez?

Es el beneficio previsional al que accedes como afiliado de una AFP antes de cumplir la edad legal de jubilación (mujeres: 60 años, hombres 65 años) debido a una enfermedad o debilitamiento físico o intelectual. Esta condición puede ser total o parcial y debe estar debidamente certificada por la Comisión Médica de la Superintendencia de Pensiones. Una vez que optas por esta alternativa, no puedes acceder a la pensión de vejez legal ni a la anticipada. Conoce más sobre los cuatro tipos de pensión que existen en Chile haciendo clic aquí.

 

Existen dos tipos de Pensión de Invalidez:

  1. Total: si la pérdida de la capacidad de trabajo es de al menos dos tercios (2/3)
  2. Parcial: si la pérdida de la capacidad de trabajo es igual o superior a 50% e inferior a dos tercios

 

¿Qué otros requisitos debe cumplir la invalidez para optar por esta pensión?

  • Que la invalidez no sea causada por accidente del trabajo o enfermedad profesional
  • Tener menos de 65 años de edad
  • No tener pensión de vejez por el DL N°. 3.500

 

¿Cómo se acredita la invalidez y cuánto demora el proceso?

Comienzas haciendo una solicitud de Pensión de Invalidez en la AFP o Instituto de Previsión Social (IPS), éste último en caso de que pertenezcas al régimen previsional antiguo.

 

De acuerdo con ChileAtiende, los documentos que acompañan la solicitud de Pensión de Invalidez son:

  • Fotocopia de tu cédula de identidad vigente
  • Formulario de solicitud de Pensión de Invalidez
  • Solicitud de calificación de invalidez de la isapre o Fonasa
  • Declaración jurada simple del estado civil del titular. En caso de haber beneficiarios, estos también deben entregar un certificado de estado civil
  • Si tienes hijos y ellos también tienen una invalidez, debes adjuntar su certificado médico y calificación de invalidez
  • Certificado de resolución del Estatuto Administrativo o Código del Trabajo
  • Solicitud de cálculo del bono de reconocimiento o declaración jurada simple que indique que como titular no tienes derecho a este bono
  • Listado de antecedentes médicos
  • Poder notarial si el trámite lo realiza un apoderado o representante legal

 

Con estos papeles en mano, la AFP o IPS pedirá un certificado de calificación de tu invalidez ante la Comisión Médica Regional (CMR) correspondiente a tu domicilio. Infórmate aquí sobre el listado de Comisiones Médicas y las Normas de Evaluación en Chile.

 

Luego, comienza un trámite compuesto de 4 etapas:

Etapa 1

 La CMR solicitará a un médico perteneciente al Registro Público de Asesores que revise los antecedentes y señale si tu solicitud tiene fundamento.

  • Esta Comisión designa, sin costo para ti, a un médico que te asesore en el proceso de evaluación y calificación de invalidez. No obstante, si es de tu preferencia, podrás nombrar un médico propio, pagado por ti.
  • Si el médico (asignado por la CMR o que tu contrataste) considera que tu solicitud no está debidamente fundada, de todas formas puedes continuar con el proceso de evaluación y calificación de invalidez.

 

Etapa 2

La Comisión te citará a una entrevista preliminar por carta certificada y ordenará los exámenes e interconsultas médicas de las especialidades que correspondan según los impedimentos que declares.

  • Esos exámenes son realizados en el sistema de médicos e instituciones interconsultoras que forman parte del registro autorizado por la Superintendencia de Pensiones.
  • A partir de esa reunión, la Comisión tiene un plazo de 60 días para emitir un dictamen. Este plazo se puede prorrogar otros 60 días a la espera de los resultados de exámenes y consultas médicas solicitadas.

 

Etapa 3

La CMR determinará si el impedimento o enfermedad que invocas es objetivo y demostrable; que agotaste las terapias médicas o quirúrgicas accesibles, y que ya se cumplió el período de observación post tratamientoindicado en las Normas de Evaluación de la Superintendencia de Pensiones.

 

Etapa 4

Si estas condiciones se cumplen, la CMR determinará el grado de invalidez para que inicies el trámite de solicitud de pensión bajo la modalidad de tu preferencia. Para conocer mejor tus alternativas de jubilación, haz click aquí.

  • Si recibes una Pensión de Invalidez total, no hay necesidad de reevaluación.
  • Si recibes una pensión transitoria, la Comisión Regional reevaluará tu calificación tres años después y tomará una decisión definitiva.

 

¿Puedo apelar si no estoy de acuerdo con el dictamen de invalidez?

Tienes derecho a apelar el dictamen temporal y definitivo ante la Comisión Médica Central (CMC), que es un cuerpo que gobierna a todas las comisiones regionales del país.

  • Puedes reclamar a través de la AFP, el IPS o la Compañía de Seguros donde tengas tu Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS).
  • Presentas la queja dentro de 15 días hábiles desde que te notifican el dictamen.
  • El reclamo debe ser por escrito, no hay necesidad de tener un abogado, y lo entregas a la CMC.
  • La Comisión Central tiene 10 días hábiles desde que recibe tu solicitud de revisión para emitir una nueva decisión. No obstante, ten en cuenta que podría pedirte nuevos exámenes o análisis médicos, los cuales podrían demorar hasta 60 días.
  • El nuevo dictamen de tu invalidez se ejecuta 5 días hábiles después de que eres notificado de la decisión.

 

¿Quién financia los exámenes e interconsultas que solicita la Comisión Médica?

Los exámenes e informes médicos que te pide la Comisión Médica, sea regional o central, durante el proceso de evaluación y calificación de invalidez, así como la apelación, son de cargo de tu AFP si no tienes cobertura de un Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS); de la Compañías de Seguros si estás cubierto por un SIS, o del Instituto de Previsión Social (IPS) si pides pensión básica solidaria de invalidez.

Además, la AFP financia la totalidad de los exámenes e informes médicos de los afiliados cesantes, desempleados y aquellos que cotizan por el ingreso mínimo (equivalentes a la clasificación socioeconómica Fonasa A ó B).

 

¿Quién supervisa que la evaluación de mi invalidez fue la correcta?

La Superintendencia de Pensiones regula el proceso de certificación de tu invalidez. Asimismo, si no estás conforme con parte del proceso o tienes algún reclamo, debes dejar constancia ante la Comisión Médica correspondiente (regional o central), la Compañía de Seguros de tu seguro de invalidez, o bien el IPS, cuando corresponda.

 

Acreditaron mi invalidez. ¿Qué hago ahora?

Sigue el mismo procedimiento que la pensión por vejez anticipada y vejez legal. Infórmate más sobre el paso a paso detallado jubilar en Chile aquí.

 

Conclusión

La Pensión de Invalidez es uno de los cuatro tipos de jubilación que existen en Chile. Contempla requisitos y trámites que es preciso que conozcas si optas por esta alternativa. Puedes consultar más detalles con la Superintendencia de Pensiones, la Compañías de Seguros donde tengas el seguro de invalidez y sobrevivencia, o bien tu AFP.

 

 


En resumen

Con razones de sobra para pensar en tu futuro y evaluando qué tipo de jubilación es la que mejor responde a tus necesidades, te invitamos a tener organizados todos tus antecedentes para que, apenas decidas dejar de trabajar, comiences a gozar plenamente de tu compensación.

 

Asimismo, aprovecha este momento para evaluar si te conviene quedarte por defecto con la modalidad de retiro programado que te ofrece la AFP, o bien considerar la opción de rentas vitalicias, la que te garantiza una renta mensual fija y sin variaciones durante toda tu vida, así como también genera una pensión de sobrevivencia en caso de fallecimiento.